Hoy Me Declaro Vencedor

Hoy me declaro VENCEDOR

Me declaro vencedor. Todo lo puedo en Dios nuestro salvador.

Para lograr grandes retos, lo primero que debemos hacer es convencernos desde el inicio que ya los hemos logrado, creernos vencedores y actuar de esa forma.

Si desde hoy actúo como vencedor, entonces ya lo soy, y lograré los retos en forma natural, porque los trabajo y me los gano.

Porque soy un campeón, los retos que me propongo los venzo todos, uno detrás de otro, creciendo día a día, fortaleciéndome con Fe, Pasión y Entusiasmo, en la Gloria de Dios.

Hoy declaro que superaré todos los obstáculos que se me presenten, que mi entorno no me afectará, que mi capacidad de vencedor fijará mi mente y mi espíritu en el cumplimiento de las metas y la superación de los retos que me he planteado, disfrutando cada segundo de mi vida por el privilegio que Dios me ha dado, y contagiando de gran entusiasmo a todos los que me rodean y en los que influiré con mi propio ejemplo, para hacerlos vencedores.

A partir de hoy seré un imán super poderoso que atraerá el éxito y la prosperidad para mi, para mi familia, para mis colaboradores y para mejorar mi sociedad, generando grandes dones en tal forma que los disfrutaré al máximo y podré compartirlos con todos, de tal manera que todos mejoraremos y seremos cada vez más prósperos, más felices, más misericordiosos y más caritativos.

Dios me bendecirá porque soy y seré un ejemplo de vida sana, próspera, positiva, entusiasta, vencedora y maravillosa. Seré feliz y haré felices a los que me rodean.

Soy un Campeón. Somos Campeones. Soy un Vencedor. Somos Vencedores.

A partir de hoy, en mi mente, en mi espíritu y en mis acciones sólo habrá espacio para el pensamiento positivo y la actitud del éxito. En el entorno y los demás sólo observaré los aspectos positivos que se abrirán y mostrarán frente a mi como revelaciones del camino a seguir, maravillándome cada segundo de mi vida por los grandes privilegios y bendiciones que obtendré con mis acciones y mi entusiasmo en cada paso.

Desde hoy, cada palabra que salga de mi boca será para compartir visiones positivas, para convertir en frases mis pensamientos creativos y contagiar a todos con mi entusiasmo, atrayéndolos a compartir juntos el éxito y la prosperidad con la felicidad de una vida sana y maravillosa, que nos llevará a hermosos lugares que anteriormente no nos hubiéramos imaginado y que desde ahora serán cotidianos.

Desde ya, en mi mente y en mi espíritu no hay cabida para algo distinto a esta conducta y a esta actitud, porque sé y actúo en favor de mi felicidad, mi éxito y mi prosperidad.

Me Amo. Amo a mi familia. Amo a mis colaboradores y Amo a mi sociedad. Lleno cada espacio que descubro con amor infinito, fe y prosperidad.

Dios me ha bendecido y esta bendición y actitud maravillosamente positiva estarán siempre por delante de cualquier otro pensamiento.

Desde hoy, desde ya, sonreiré desde que me levante en las mañanas, dando gracias a Dios por sus infinitas bendiciones, por cubrirme con su manto protector y bañarme con su caudal de amor, salud y prosperidad. Repartiré a todos estas bendiciones porque Dios me darà y me dá el don de trasmitirlas.

Todo es posible en la gracia de Dios y en la Fe y el entusiasmo de todos nosotros.

Hoy es un día de revelación.

Así es y así será. AMEN.

Dios nos bendice y nos bendecirá a todos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*