dios-nos-acoge

Dios nos acoge y no nos desprecia

Cuando estamos en problemas y nos acercamos a Dios, Él es compasivo y misericordioso con nosotros.

Dios nos acoge y no nos desprecia. Si tan solo nos acercarnos un poco, Él estará allí para escucharnos.

Muchas veces nos acercamos a Dios para pedirle y hasta exigirle lo que deseamos, sin embargo, Dios sólo nos responderá ayudándonos con aquello que realmente nos conviene.

Dios es amor. Si nos acercamos a Él con entrega, sinceridad, transparencia y Fe, Él nos dará su amor, nos escuchará y nos llevará de la mano por el camino correcto.

Jesús vivió para dejarnos un legado demostrado con sus propias acciones, predicando con autoridad porque lidera con su propio ejemplo.

Debemos ser coherentes en nuestra vida, haciendo lo que decimos, para así ganar el respeto gracias a que podemos hablar con autoridad.

Jesús hace presente a Dios. Nosotros somos una extensión de su amor haciendo presente a Dios en nuestras acciones.

Jesús nos guía pero deja las decisiones para que seamos nosotros quienes las tomemos con libertad y nuestro propio albedrío. Por eso somos los únicos responsables de nuestras acciones y decisiones.

Jesús vence el mal con el poder de su palabra. Por eso si confiamos en Él, nuestro espíritu podrá descansar en Él con Fe, sin miedos ni ansiedades, rompiendo la influencia de lo negativo sobre nosotros.

Quienes amamos a Dios no perdemos la fascinación por él.

Señor, hoy te damos gracias por el privilegio de vivir y te pedimos que nos aclares el camino y nos ayudes a alimentar nuestra Fe para salir adelante sin miedos ni ansiedades sabiendo que tú estás con nosotros.

Que Dios nos bendiga a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.