APRENDER A PERDONAR Y PEDIR PERDÓN

Aprender a Perdonar y Pedir Perdón

Hoy aprendí,

Las relaciones humanas se ven afectadas en cualquier momento por malos entendidos y la forma correcta de resolverlos es aprendiendo a perdonar y a pedir perdón.

Es normal que tengamos diferencias con los demás, lo importante es cómo las manejamos.

En el proceso de aclarar o exponer las situaciones, iniciamos con hablar en privado con esa persona para hacerle saber el motivo de las diferencias para llegar a un acuerdo. Si no se logra entonces debemos acudir a nuestra comunidad y por último a la justicia.

Más allá de este proceso, debemos perdonar y saber reconocer nuestros propios errores, para pedir perdón.

Al pedir perdón lo primero es No dar excusas.

Las excusas falsas generan cada vez más desconfianza. Respuestas como “se daño” no es lo mismo que “lo dañe”. A su vez, “se complicaron las cosas” no es lo mismo que “no supe organizarme”.

Si queremos pedir perdón debemos asumir nuestra responsabilidad sin excusas ni justificaciones que no ayudan a buscar la solución.

Hay que expresar el verdadero arrepentimiento. Es difícil que nos perdonen si nuestra actitud no demuestra que estamos arrepentidos. Por eso debemos dejar fluir nuestras emociones. Si estamos avergonzados, o estamos decepcionados de nosotros mismos, tristes o confundidos, lo mejor es mostrar dichas emociones en forma transparente.

Es importante ser empáticos, es decir, ponerse en la posición de la otra persona para tratar de sentir lo mismo y comprenderla mejor. De esta forma podremos comunicarnos mejor al ponernos en su lugar para pedir perdón.

No basta con pedir perdón. Es necesario plantear un camino para lograr la solución a la situacion creada por nuestros errores, así como comprometernos en no repetirlo.

Cuando uno no pide perdón de esta forma, aunque la otra persona te perdone, la relación no será la misma porque ya se ha creado la desconfianza y la otra persona buscará sus alternativas por otra vía.
Perdonar no significa dejar de exigir que el responsable de una falla no cumpla las consecuencias de sus actos.

Señor, aquí estamos frente a ti, y nos conoces plenamente. Sabemos lo que haces dia a dia por nosotros, por eso queremos entregarte todo lo que somos y pedirte que nos ayudes con nuestros problemas, para superar las circunstancias y los desafíos que se nos presentan. Nos arrepentimos de corazón por haber cometido nuestros errores y nos comprometemos en trabajar para corregirlos con la mejor actitud para no caer nuevamente en los mismos. Por eso, te pedimos tu perdón y tu comprensión. Danos salud física y emocional. Danos la capacidad de perdonar y eliminar el rencor para limpiar nuestra mente y nuestro corazón. Bendícenos con tu prosperidad y tu misericordia. Haznos sentir tu alegría. Bendito, y glorificado seas. Gracias Señor porque sabemos que lo que te hemos pedido nos lo estás concediendo.

Que Dios nos bendiga a todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.