Para Crecer hay que Salir del Confort

Para Crecer hay que Salir del Confort

Para crecer hay que esforzarse saliendo de la zona de confort.

Tenemos que buscar nuestro crecimiento formándonos para el  mejoramiento continuo.

Muchas veces lo que nos impide crecer es nuestra comodidad mental.

Es necesario romper con nuestras costumbres y planificar el tiempo para esforzarnos a conseguir lo que nos permitirá desarrollar las competencias y habilidades que necesitamos.

En nuestro proceso de crecer es importante guiar a quienes lo necesiten con lo que nosotros hemos aprendido.

La vida nos impone ciertas circunstancias que muchas veces causan limitaciones, sin embargo, la mayor limitación viene de nuestra mente y nuestro espíritu.

Cada quien tiene derecho a vivir su vida como lo desee, sin embargo, quien quiera cambiar tiene que comenzar a caminar en el sentido correcto.

Cuando veamos que alguien se está esforzando para mejorar, reconozcamos ese esfuerzo y démosle ánimo y apoyo para que lo logre.

Cuando reconocemos nuestras debilidades, tenemos que trabajar nuestra conducta y nuestras acciones para lograr cambiar lo que nos afecta y llegar inclusive a convertirlas en fortalezas.

Muchos queremos tener mejor calidad de vida y nos quejamos de las circunstancias, sin embargo, tenemos que ver lo que estamos aportando porque no se puede recibir más de lo que se aporta.

Revisemos qué estamos aportando, cuál es nuestra conducta, qué ejemplo estamos dando, qué esfuerzo extraordinario estamos haciendo para salir de nuestra zona de confort para lograr lo que queremos.

Si queremos crecer enseñemos todo lo que sabemos para que otros hagan nuestro trabajo y así podamos hacer cosas más novedosas y con mayores niveles de complejidad que aporten lo que apalancará un mejor futuro.

Cuando la vida nos ha permitido tener suficiente experiencia y sabiduría, nos podemos convertir en maestros para asegurarnos que los que nos siguen puedan sostener aquello que construimos previamente.

Gracias señor por darnos el privilegio de conocer y aplicar lo que hemos aprendido. Te pedimos que nos des la oportunidad de enseñar lo que sabemos y de crecer para mejorar nuestra calidad de vida y la de quienes nos ayudan.

Que Dios nos bendiga a todos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.