Debilidades

Venciendo Nuestras Debilidades

Muchas veces nuestras debilidades nos hacen pensar que no seremos capaces de salir adelante, es allí cuando debemos recordar que no estamos solos, porque Dios está con nosotros para protegernos.

Otras veces el rechazo y la desilusión de recibir los “no” como respuesta nos entristecen y nos producen miedos y frustraciones. Debemos tener Fe porque el tiempo de Dios es perfecto y algunas veces tarda pero no olvida.

Todos tenemos fortalezas en las que podemos apoyarnos, a su vez es importante identificar y vencer nuestras debilidades para facilitar nuestro camino.

Es fundamental que sepamos controlar nuestras emociones ya que continuamente hay y habrá situaciones que retan nuestra capacidad para hacerlo y no podemos dejar que nos desgasten hasta inmovilizarnos. Simplemente son desafíos a superar con la actitud correcta.

A su vez, debemos ser capaces de revisar y corregir nuestros errores, reflexionando acerca de lo que nos hizo cometerlos, para evitar caer en lo mismo nuevamente.

El que mucho hace mucho erra, por eso hay que cuidar lo que se hace y como se hace, para disminuir los errores que nos pueden llevar a la mediocridad.

Todo lo que nos pasa en la vida es producto de nuestras propias decisiones por encima de nuestras circunstancias porque somos libres para construir nuestro destino.

Es importante mantenernos alejados de la fuente de las tentaciones y estructurar nuestra vida para no atraerlas.

En el camino de nuestra vida nos encontramos con muchas tentaciones que se presentan con facilidad pero que no son para nuestro bien y tratan de desviarnos del camino correcto, por eso debemos ser firmes para poder vencerlas y no caer por nuestras debilidades.

Hoy más que nunca se nos invita a convertirnos, pasando de ser débiles y conformistas a ser fuertes y creyentes firmes de que podemos salir adelante con nuestro esfuerzo, siendo eficientes y productivos, y llenos de Fe como bordón para cada paso que damos.

Quien obra bien y trabaja para salir adelante con honestidad, ayudando además a otros en el camino, no debe estar intranquilo.

Dios nos ama y gracias a nuestra Fe podemos tener la certeza de que siempre está con nosotros para que nada ni nadie esté contra nosotros.

Señor, hoy te damos gracias por el privilegio de vivir, y por todos aquellos que están a nuestro alrededor ayudándonos a mejorar y salir adelante, venciendo las tentaciones, y te pedimos que nos orientes, nos ayudes a superar nuestras debilidades y nos protejas siempre.

Que Dios nos bendiga a todos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.