Quien Permanece, Vence

Quien Permanece, Vence

Quien entiende la importancia de los valores espirituales y los practica sabe que en la vida se presentan situaciones y desafios que buscan hacernos débiles para que abandonemos nuestra Fe pensando que las barreras son muy grandes para vencerlas.

Las dificultades son precisamente las pruebas de cuan profunda y clara es nuestra Fe.

Quien permanece, vence.

Hay un dicho popular que dice “quien persevera alcanza” y otro que dice “tanto va el cántaro al agua hasta que se rompe”, y esto quiere decir que la vida es una carrera de fondo, de resistencia, en la cual perseverar y permanecer trae sus recompensas.

La Fe es saber que las cosas van a suceder con total convicción porque entendemos el inmenso poder de Dios.

Quien tiene Fe permanece alegre porque sabe que conseguirá aquello por lo que tanto se ha esforzado.

El Poder Transformador de Dios todo lo puede.

Recientemente leí algo con mucha certeza, “No conocemos las batallas que cada ser humano lleva por dentro, y todos llevamos algunas, por eso debemos ser siempre amables”.

En la historia de la humanidad existen gran cantidad de situaciones en las cuales han habido grandes sufrimientos que se han podido superar gracias a aquellos que con Fe y mucho esfuerzo permanecieron unidos para salir adelante.

Desde la experiencia de una madre que ve con preocupación todo lo que le sucede a su hijo, como la del padre buscando lo necesario para sostener a su familia, todos estamos día a día superando desafíos.

Nuestra actitud define si somos capaces de vencer los problemas con Fe y perseverancia.

Señor, en este momento en el que en mi país y en todo el mundo existen graves problemas causados por los pecados del ser humano como el egoísmo, el abuso del poder, los deseos de venganza, el aprovechamiento de la debilidad de los más vulnerables, entre muchas otras causas, te doy gracias por mi Fe y te pido que toques los corazones de todos los que apoyan directa o indirectamente estos abusos, para que reflexionen, se arrepientan y con tu poder transformador cambien para que culmine el odio y la paz se establezca haciéndonos mejores seres humanos.

Que Dios nos bendiga a todos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.