Nuestra Irracionalidad y Cómo Vivir Mejor

A pesar de que estamos en pleno siglo XXI, donde el ser humano ha logrado la mayor cantidad de avances tecnológicos de su historia, donde gracias a Internet se ha democratizado el acceso a la información y de allí al conocimiento, los seres humanos somos tan irracionales que en todo el planeta están sucediendo cosas que van en sentido contrario a dichos avances tecnológicos.

Mientras algunos están proyectando como conquistar la estratósfera como canal de transporte, cómo clonar órganos, o cómo eliminar enfermedades a partir de los genes o las células madre, otros luchan por la libertad de opinión, por los derechos fundamentales, por tener algo que comer.

Muchos damos opiniones a la ligera sobre aspectos que afectan profundamente a otros, desde las preferencias sexuales hasta las ideologías políticas, pasando por las religiones y tantos otros aspectos donde algunos quieren imponer sus opiniones a la fuerza.

La corrupción y la inmoralidad es protagonista en los poderes humanos de la mayoría de los países. Sobre todo en aquellos donde las revoluciones que dicen representar al pueblo, imponen leyes autoritarias en nombre del populismo y el nacionalismo para mantener en el poder a los líderes, que como vampiros desangran a las naciones, sin importarles las consecuencias de sus decisiones, mientras que ese pueblo al que supuestamente representan se muere de hambre, sin oportunidades para salir adelante con su trabajo honesto, aumentando la violencia y la intolerancia.

Nadie que imponga a la fuerza sus ideas puede ser alguien con bondad.

Más allá de los avances científicos y tecnológicos, tenemos una humanidad que en forma absurda se autodestruye con sus actitudes irracionales.

En el mundo hay grandes desequilibrios. Mientras un deportista, un artista, o un financiero, gana millones de dólares que no puede gastar, hay millones de seres humanos tratando de sobrevivir con menos de diez dólares de sueldo mensual.

El colmo son los delincuentes políticos, que roban los ingresos del estado para su propio enriquecimiento en cantidades tan absurdas que es imposible de ocultar, sabiendo que están asesinando a miles de personas que no tienen acceso a la salud, la alimentación, y todo lo más básico para lo cual debían usarse esos ingresos.

Gracias a estas situaciones surgen líderes populistas que con el discurso de las necesidades y el nacionalismo, son apoyados por el pueblo con la esperanza de un cambio, hasta que ellos y sus bandas de delincuentes le quitan el poder y la riqueza a los que la tenían, para tomarla para ellos, pisoteando aún peor a ese pueblo que los alaba.

Es difícil ver cómo los seres humanos somos tan irracionales.

Hoy solo puedo decirles que en el medio del caos de las circunstancias que nos rodean, la mejor forma de vivir y salir adelante es con la Fe, el Amor y las Acciones para ejercerlos.

Quien tiene Fe confía en que será acompañado en el camino para superar todas las circunstancias más allá de las dificultades. Y quien vive con Amor, por sí mismo y por todos los que le rodean, se entrega con sus acciones para el beneficio de todos buscando no dañar a nadie sino ayudando con todo lo que esté a su alcance.

Debemos ser coherentes. Quien vive en modo de Fe y Amor no puede abusar de los demás, no puede violar las leyes, no puede corromperse, no puede ser intolerante, no puede ser falso, no puede procurar beneficios personales dañando a los demás, desde lo más simple como respetar las señales de tránsito y no ensuciar las calles hasta no evadir los impuestos, ni las responsabilidades en la comunidad en la que vive.

Vivamos en clave de Fe y de Amor.

Quizá una de las mejores formas de vivir en Fe y Amor es educar a quienes nos rodean, enseñándoles lo que necesiten para crecer como personas y profesionales capaces de aportar sus valores y sus aptitudes a la sociedad.

Señor, hoy te pedimos para que más humanos podamos vivir en clave de Fe y de Amor.

Que Dios nos bendiga a todos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*