NUESTRA ACTITUD FRENTE A SITUACIONES DIFÍCILES

Nuestra Actitud Frente a Situaciones Difíciles

Hoy aprendí,

Hay situaciones en la vida donde perdemos las esperanzas porque nos agotamos de vivir circunstancias que nos afectan por largo tiempo, y nos entregamos. Llegamos a estar tan cansados que ni siquiera tenemos fuerzas para la Fe e inclusive pasamos a un estado neutral.

La Fe cambia la dirección de la vida. La Fe es alegría, sabiendo que nuestras circunstancias van a mejorar. La Fe no es mágica, es una experiencia que nos muestra el horizonte para el cual debemos trabajar.

La Fe nos pone los pies en la tierra y nos muestra todo lo que tenemos para ser felices.

La Fe es reconocer nuestro encuentro con Dios en la vida y las bendiciones con las que contamos.

Si pensamos en clave de Fe, podemos cambiar nuestras circunstancias aprovechando todas las bendiciones que ya tenemos y superar así eso que nos agota, sin dejarnos vencer.

Con el poder de nuestra mente y nuestro espíritu, pensando en clave de Fe, podemos enfocar toda nuestra energía en curarnos, con alegría y ganas de vivir y vencer cualquier desafío. Si Dios está con nosotros y le ayudamos con la actitud y las acciones necesarias, nada ni nadie puede estar contra nosotros.

El que obra bien, le va bien.

Gracias Señor porque podemos contar hoy con todas las bendiciones que nos has dado el privilegio de tener y ser.

Hoy será un día maravilloso porque así lo decidimos y con nuestra actitud podemos convertir cada día en una experiencia de alegría y Fe.

Nuestra actitud define nuestras circunstancias y no al revés. Con una actitud correcta y pensando en clave de Fe logramos restituir nuestra autoestima, nuestra creatividad, nuestra  agudeza de pensamiento y la capacidad de relacionarnos con los demás, dejándonos sanar interiormente por el gran poder de Dios.

Los problemas y las enfermedades son desafíos que se nos presentan cuando nos desenfocamos en nuestro modo de vivir y nuestro entorno o nuestro cuerpo nos reclama atención. Es justamente en estas circunstancias cuando debemos focalizar mucho más nuestra actitud y cambiar la forma como vivimos, restituyendo nuestra alegría con la Fe que nos da nuestro verdadero valor y nuestra capacidad para sanarnos y amarnos a nosotros mismos y a los demás.

Señor, gracias por estar siempre presente a nuestro lado tendiéndonos tu mano para ayudarnos a salir adelante cuando así lo decidimos con nuestra actitud, nuestras acciones y nuestra más profunda Fe.

Que Dios nos bendiga a todos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.