tiempos-dificiles

Los Tiempos Difíciles se Superan con Trabajo y Fe

Salir adelante ante la incertidumbre y los vientos en contra, cuando la tristeza nos afecta, queriendo estar junto a los nuestros y bajo el techo que hemos construido, y sin embargo saber que debemos recorrer caminos complejos, es cuando más necesitamos la FE para poder afrontar los cambios y buscar la felicidad más allá de las circunstancias.

Es importante vivir en Clave de FE para que cada día que pasa podamos sentir la confianza de que sí seremos capaces de salir adelante, sosteniéndonos del amor en nuestra Familia y en Dios.

Quien se siente triste está viendo demasiado hacia atrás añorando el pasado, y quien tiene ansiedad, a su vez, está viendo demasiado hacia adelante teniendo miedo del futuro incierto con circunstancias adversas, sin embargo, la vida se supera viviendo cada día con entusiasmo y alegría, agradeciendo a Dios por el privilegio de vivir, y depositando la confianza en que todo saldrá bien porque tenemos FE, creyendo y trabajando para superar los obstáculos.

El amor lo supera todo. El amor permite apoyarnos unos a otros para darnos la mano en todo momento.

Para salir adelante hay que insistir, esforzarse, seguir sin perder la esperanza, con FE, con entusiasmo y pasión porque tenemos la certeza de que vamos a alcanzar nuestras metas.

Dios siempre nos muestra el camino, somos nosotros los que debemos estar atentos.

Hay que tener las pilas puestas, tener energía, seguir teniendo las ganas de comerse al mundo más allá de las circunstancias y la edad que uno tenga.

Es fundamental el apoyo mutuo, conociendo nuestras capacidades reales y mejorando cada día, planificando con cuidado los pasos a seguir, innovando y trabajando en el cálculo de presupuestos para el uso adecuado de los recursos que tenemos, sin dejar nuestra vida en manos de los demás, sino protagonizando nuestra existencia, liderando a nuestro equipo de trabajo, y manteniendo la inteligencia emocional con el fundamento de la espiritualidad y el ejercicio de la FE.

Señor, hoy cuando tenemos tanta incertidumbre sobre el futuro y añoramos nuestra forma de vivir en tiempos tranquilos, no permitas que la ansiedad nos afecte y que la tristeza nos invada, toma nuestra mano y ayúdanos a seguir el camino correcto, con FE en que podremos continuar viviendo bonito, ayudándonos unos a otros, manteniendo el amor por los nuestros, y llenando nuestro corazón con la alegría y la felicidad de tener la certeza de que todo será mejor, mejor y mejor.

Que Dios nos bendiga a todos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*