paz-interior

La Fe y el Amor nos dan Paz Interior

Cuando tienes Fe no te dejas bloquear por los retos o desafíos, sino que los superas porque tienes tu mente y tu espíritu enfocado más allá de los obstáculos.

El que quiere tener Fe debe esforzarse para ejercitarla.

Existen circunstancias que nos alejan de la Fe, sin embargo, quien alimenta su corazón, su mente y su espíritu continuamente, permanece firme en la Fe.

La Fe y el Amor generan Paz Interior.

Quien necesita la Fe esta dispuesto a abrir su ser para recibir el renacimiento hacia una nueva vida.

Recibir la Fe en nuestra vida es renacer porque, cuando la practicas con pureza y entrega, sanas tu mente y tu corazón, viviendo en plenitud, amándote a ti mismo y a quienes te rodean.

La Fe y el Amor se hospedan en el corazón de las buenas personas cuando son llamadas y atienden con humildad y prontitud.

Practicar la Fe y el Amor es llevar a la acción todo aquello que nos permita ayudarnos los unos con los otros, con humildad y entrega, de acuerdo a las habilidades y competencias de cada quien.

Cuando obramos con Amor y Fe, vivimos una vida sana y lideramos con el ejemplo.

Nosotros no debemos ser obstáculos para que otros lleguen a vivir en Clave de Fe, sino que, por el contrario, debemos ser transparentes gracias a que somos ejemplo de una vida centrada en la Fe y el Amor.

Los prejuicios muchas veces nos hacen cometer errores que nos llevan a arrepentirnos posteriormente, por eso no es bueno ser determinante y expresarnos asumiendo que somos dueños de la verdad.

La verdad depende del punto de vista de cada uno con base en las circunstancias que han determinado su existencia, aún así, más allá de la historia de cada quien, la Fe y el Amor son claves universales para vivir en paz con uno mismo y con los demás.

Señor, gracias por el privilegio de existir.  Hoy te pedimos Fe y Amor para nuestra vida. Ayúdanos a entender los valores espirituales y practicarlos con acciones que contribuyan a nuestra paz interior y a la de aquellos en los que podamos influir.

Te amo Dios, gracias por enriqueser mi vida con tu gracia divina.

Que Dios nos bendiga a todos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.