El Poder de Dios es Maravilloso

El Poder de Dios es Maravilloso

Tener Fe y certeza en la confianza en el Señor es fundamental para poder dejar  en sus manos nuestra bendición. Hoy pedimos al señor que nos llene del Espíritu Santo y nos proteja con su manto sagrado para ayudarnos a superar todas las situaciones difíciles y alejarnos del mal.

Amar a nuestro prójimo sin buscar su gratitud sino por nuestro deseo de ayudar en forma desinteresada es fantástico, porque así Dios nos amará más.

La Fe no se puede comprar. No importa todo el dinero del mundo sino la bondad de nuestro espíritu y nuestro corazón.

El Poder, el Honor y el Dinero nunca serán más importantes que la Fe. Todos somos iguales, tenemos la misma dignidad y el mismo valor. El criterio que debe regir las relaciones debe ser nuestro amor unilateral sin esperar nada a cambio.

Si le apostamos a la Fe y al amor a Dios y nuestros semejantes lograremos vivir con paz y felicidad.

La mano de Dios nos sostiene cuando vamos a caer, es la que nos motiva para orar con poder, y siempre está con nosotros. Hoy le pedimos a Dios por todo lo que necesitamos, oh maravilloso Señor.

Que Dios nos bendiga a todos…. Tener Fe y certeza en la confianza en el Señor es fundamental para poder dejar  en sus manos nuestra bendición.

Hoy pedimos al señor que nos llene del Espíritu Santo y nos proteja con su manto sagrado para ayudarnos a superar todas las situaciones difíciles y alejarnos del mal.

Amar a nuestro prójimo sin buscar su gratitud sino por nuestro deseo de ayudar en forma desinteresada es fantástico, porque así Dios nos amará más.

La Fe no se puede comprar. No importa todo el dinero del mundo sino la bondad de nuestro espíritu y nuestro corazón.

El Poder, el Honor y el Dinero nunca serán más importantes que la Fe.

Todos somos iguales, tenemos la misma dignidad y el mismo valor. El criterio que debe regir las relaciones debe ser nuestro amor unilateral sin esperar nada a cambio.

Si le apostamos a la Fe y al amor a Dios y nuestros semejantes lograremos vivir con paz y felicidad.

La mano de Dios nos sostiene cuando vamos a caer, es la que nos motiva para orar con poder, y siempre está con nosotros. Hoy le pedimos a Dios por todo lo que necesitamos, oh maravilloso Señor.

Que Dios nos bendiga a todos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.