El Fracaso y Cómo Superarlo

El Fracaso (II) y ¿cómo superarlo?

Hay situaciones en la vida en las cuales fracasamos y debemos aprender de esto para no recaer.

Lo primero que debemos hacer ante un fracaso es analizar las verdaderas causas que lo produjeron. Al llegar a la causa raíz podemos buscar la forma de corregir las fallas y evitar que sucedan de nuevo.

Muchas veces la raíz de nuestros fracasos son fallas en nuestras actitudes, comenzando por la codicia, la envidia, los celos, el poder, entre otras.

Las grandes tragedias humanas tienen estas actitudes como fundamentos.

Luego de analizar las causas, debemos entender que fracasamos porque hemos tomado las decisiones incorrectas. Por eso, tenemos que determinar cuáles decisiones fueron las equivocadas y qué razones emocionales y/o racionales las afectaron.

Muchas veces las decisiones equivocadas provienen del poco tiempo dedicado a las mismas, o del exceso de emocionalidad aplicado, o del exceso de razonamiento, entre otras muchas posibles razones.

La idea de encontrar las razones de nuestras malas decisiones es lograr aprender qué es lo que no debemos hacer de nuevo, lo que debemos evitar, las actitudes incorrectas, para así estar más centrados y no volver a fracasar.

El valor de la experiencia es muy alto, siempre y cuando hayamos aprendido algo de nuestros errores.

Una vez que hemos analizado todo esto, hay tres actitudes que nos ayudarán en el futuro.

La primera es Cambiar. No lograremos un resultado distinto si seguimos haciendo lo mismo. Para obtener nuevos y buenos resultados, tenemos que cambiar nuestro proceder.

Lo segundo es entender que todo fracaso siempre abre nuevas Oportunidades. Gracias a que no queremos cometer nuevamente un fracaso, tenemos la opción de identificar las Oportunidades y seguir el camino de aprovecharlas.

Finalmente, debemos Automotivarnos para lograr el éxito que buscamos, sin desfallecer, sino por el contrario, llenarnos de motivación para seguir empujando hacia adelante.

Señor, hoy te pedimos que nos ayudes a entender nuestros fracasos, ilumines nuestro camino y nos des la sabiduría para no volver a cometerlos, saliendo adelante con éxito.

Que Dios nos bendiga a todos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*