conductas-deseadas

Conductas Deseadas vs. Indeseadas

Cuando demos retroalimentación a una persona es bueno comenzar por hablar de los aspectos positivos y luego de las conductas no deseadas que hayamos observado, para finalmente hablar de las conductas deseadas.

Cuando hablemos de las conductas o comportamientos no deseados podemos hacer referencia a terceros, sin embargo, cuando hablemos de las conductas deseadas es mejor hacer los ejemplos en base a nosotros mismos.

Una de las conductas indeseadas es la hipocresía. Nadie es perfecto todos podemos equivocarnos, sin embargo, debemos ser coherentes entre lo que decimos y lo que hacemos porque de lo contrario estaríamos siendo hipócritas.

Algunas personas dicen cómo se deben hacer las cosas, pero no las practican, esa es una conducta no deseada.

La fe no es obligatoria, la fe nace del corazón. La fe no debe representar una carga para ninguna persona.

No somos perfectos, sin embargo debemos practicar día a día con esfuerzo lo necesario para tener un comportamiento coherente con la forma en que decimos que se deben hacer las cosas. Para ello necesitamos fuerza de voluntad, Fe y muchas ganas de hacer las cosas bien hechas.

En general, en lugar de estar viendo las conductas incoherentes de los demás, es bueno primero ver las conductas coherentes o incoherentes propias para poder corregirlas y no caer en hipocresía.

Otra conducta indeseada es la constante búsqueda del poder. El poder corrompe para quien no está preparado para manejarlo.

Aquellos que buscan ser aplaudidos a través del poder caen en una trampa de la enfermedad del poder.

Es importante buscar el crecimiento profesional y para ello formarse, sin embargo esto no se debe hacer para enfocarse en la búsqueda del poder sino en la búsqueda del mejoramiento personal.

Lo que tiene que caracterizar al ser humano es el servicio.

El servicio es una ética existencial. La pregunta que todos nos debemos hacer constantemente es ¿Cómo podemos ayudar a los demás?.

Mientras más alto lleguemos con nuestros cargos, mayores servidores debemos ser para los demás.

Cuando se escoge o se elige a alguien para un cargo público o para un cargo de gran responsabilidad, lo que se está eligiendo es a alguien para que ayude a mejorar el servicio en esa organización, por eso debe ser el primer servidor.

Muchas personas quieren crecer en sus organizaciones y escalar para ser servidas y justamente es lo contrario lo que se debe buscar, crecer para servir a los demás.

Señor dame un corazón sencillo para seguir por el camino correcto en tu presencia.

Que Dios nos bendiga a todos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.