El Señor nos Agoge, nos Perdona y nos Sana

El Señor nos Acoge, nos Perdona y nos Sana

Señor, sopla tu aliento sobre nosotros y eso bastará para llenarnos del Espíritu Santo sanando nuestro cuerpo, mente y espíritu.

La palabra de Jesús llena el corazón de la gente. Acogiéndonos, Perdonando Nuestros Pecados y Sanándonos.

Jesús Acoge a todo aquel que vaya en su búsqueda. No rechaza a nadie.

No tengas temor de buscar a Jesús porque Él siempre te recibirá con amor.

Él te hará sentir que tienes un lugar donde recostar tu cabeza, donde sentirnos amados y protegidos.

Así, también nosotros debemos acoger a quien lo necesite. Apoyando con amor, caridad y misericordia, sin ser excluyentes.

Señor, acógenos porque hemos estado en la búsqueda y necesitamos de ti mucho más de lo que puedas imaginar.

Cuando Jesús nos acoge nos perdona siempre. Si crees recibes el perdón.

La Fe permite liberarnos de la culpa.

Para que el Señor nos perdone, primero tenemos que reconocer nuestros pecados, aquello que hemos hecho mal, luego tenemos que mostrar nuestro verdadero arrepentimiento y finalmente comprometernos a no volverlo a hacer.

La Reconciliación nos permite encontrarnos con Dios para exponerle nuestras situaciones y pedirle perdón recibiendo su bendición. Esto lo logramos si tenemos verdadera Fe.

Los seres humanos somos bastante primarios y cometemos muchos errores. No debemos tener vergüenza de confesarlos a Dios, sino de haberlos cometido, y con arrepentimiento no volverlos a cometer.

El Señor nos cura, armonizando nuestra mente, cuerpo y espíritu para darnos la paz interior.

Lo que sana es cuando internalizamos la presencia de Dios en nosotros y con profunda Fe nos llenamos de su Paz, su Fuerza y su Poder.

Bendito Dios, lava y sana nuestras heridas sintiendo tu amor, escúchanos y acepta todos nuestros problemas para que con tu apoyo seamos capaces de salir adelante con la Fe más maravillosa.

Confiamos en ti y creemos en ti. Bendito seas Señor. Gracias por estar presente en nuestro corazón, nuestra mente y nuestro espiritu. Te amamos, te respetamos y nos comprometemos a seguir tus enseñanzas.

Que Dios nos bendiga a todos..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.