COMPARTE TU MESA, DA ABRIGO Y AYUDA A LOS DEMÁS

Comparte tu mesa, da abrigo y ayuda a los demás

Jesús además de ser rey es pastor por lo que siempre está cerca de su rebaño.

Dios no es sectario sino que acepta y le pertenece a todos por igual.

Tenemos la libertad de vivir como queramos y responder por nuestras acciones. Es nuestra decision si lo aceptamos o no, y si vivimos correctamente o no.

No Debemos tener miedo sino decidir si obramos con bien y aceptamos su amor.

Aprendamos a descubrir la bendición de Dios hoy.

Mejoremos nuestra actitud espiritual en el presente y estaremos ayudando nuestro futuro.

Lo más valioso es servir a los que más lo necesitan.

La oración nos da la energía y la fuerza para servir mejor a los demás.

El amor no se debe quedar en sentimientos sino que debe ser expresado con acciones que lo demuestren. Nos juzgarán por nuestros actos y no por nuestros sentimientos.

Los actos de servicio no deben ser discriminativos sino provistos a todos por igual. El servicio más valioso es el que se le da a aquel que no nos podrá pagar y que más lo necesitan.

No podemos seguir en una sociedad que solo piensa en si misma sin importar como ayudar y servir a los demás.

Lo que se nos pide es fácil: compartir la mesa para eliminar el hambre, dar abrigo para eliminar el frio y salir a ayudar a quienes están en malas condiciones para dar consuelo.

Señor hoy te damos gracias. Tu conoces nuestras necesidades y con la confianza que nos das te pedimos tu ayuda para que nos des salud física y emocional, y nos des unidad familiar bendiciendo a quienes amamos, bendito y santo Dios, escúchanos y enséñanos a ser como tu para poder compartir con quienes más lo necesitan.

Que Dios nos bendiga a todos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.